Atlas de Bolso da Fisiolofia Humana

Atlas de Bolso da Fisiolofia Humana

(Parte 1 de 12)

Es una publicación Prefacio a la quinta edición

Versiói i en español de la 5.a edición de la obra original en alemán

Taschenatlas der Physiologic Copyright © MMI Georg Thieme Verlag

Revisor: Dra. M.a Jesús Fernández Aceñero

Doctor en Medicina y Cirugía Universidad Complutense de Madrid

© 2001 Edición en español Ediciones Harcourt, S.A. Velazquez, 24, 5." Dcha. 28001 Madrid. España.

Fotocopiar es un delito. (Art. 270 C. P.)

Para que existan libros es necesario el trabajo de un importante colectivo (autores, traductores, dibujantes, correctores, impresores, editores...).

El principal beneficiario de ese esfuerzo es el lector que aprovecha su contenido. Quien fotocopia un libro, en las circunstancias previstas por la ley, delinque y contribuye a la «no» existencia de nuevas ediciones. Además, a corto plazo, encarece el precio de las ya existentes.

Este libro está legalmente protegido por los derechos de propiedad intelectual. Cualquier uso, fuera de los límites establecidos por la legislación vigente, sin el consentimiento del editor, es ilegal. Esto se aplica en particular a la reproducción, fotocopia, traducción, grabación o cualquier otro sistema de recuperación de almacenaje de información.

Ediciones Harcourt, S.A. Harcourt International División Iber oam erica na

Traducción y producción editorial: Diorki Servicios Integrales de Edición. General Moscardó, 30. 28020 Madrid

Depósito legal: B-26.118-2001 Impreso en España por Graf os, S.A. Arte sobre papel

Desde la última edición se ha avanzado notablemente en el campo de la Fisiología y de muchas de sus ramas. En especial, ios rápidos avances en el conocimiento del genoma humano y de sus productos han aportado nuevas ideas sobre la función y la comunicación de la célula. Ello ha obligado a revisar y ampliar, sobre todo, los capítulos de «Fundamentos y Fisiología celular» y la sección sobre neurotransmisores, mecanismos de transmisión de señales intracelulares, defensa inmunitaria y estimulación sensorial. Para facilitar la orientación se ha elaborado un apéndice con una lista de valores fisiológicos normales y se ha ampliado el resumen de fórmulas fundamentales en Fisiología. Este apéndice sirve también como índice de abreviaturas.

Se han reducido algo los comentarios sobre fisiopatología, que destacan la importancia del conocimiento fisiológico para comprender las alteraciones funcionales en un paciente. Como, por otro lado, los conocimientos sobre este tema también han avanzado mucho por las razones antes mencionadas, hemos elaborado otra obra muy parecida a ésta: el Atlas de bolsillo sobre Fisiopatología (S. Silbernagl, F. Lang, Editorial Thieme).

Estoy muy agradecido a nuestros atentos lectores (incluido a nuestro hijo Jakob) por sus valiosos comentarios y a nuestros colegas por sus críticas, sobre todo al Prof. Dr. H. Antoni, Freiburg; Prof. C. v. Campenhausen, Mainz; Prof. Dr. W. Moll. Regensburg, Prof. K.-H. Plattig, Erlangen, y Dr. Ch. Walther. Marburg, así como a nuestros colegas y colaboradores del Instituto Würzburger. En la elaboración de prácticamente todas las figuras y gráficos y de numerosas tablas en color hemos contado con el importante trabajo del Sr. Rüdiger Gay y de la Sra. Astried Rothenburger. Su magnífica implicación y su extraordinaria profesionalidad han sido decisivas para el resultado de esta nueva edición y merecen mi más sincero agradecimiento. También estoy muy agradecido a la editorial, sobre todo a la Sra. Marianne Mauch por su competencia como redactara, al Sr. Jürgen Lüthje por su cuidado y a la Sra. Elsbeth Etwing por su importante trabajo en la producción. A la Sra. Katharina Volker le debo mi agradecimiento por su atenta ayuda en la elaboración del registro.

Es mi deseo que esta quinta edición del

Atlas siga siendo útil para que los estudiantes comprendan las relaciones fisiológicas y los médicos y científicos recuerden sus conocimientos y los amplíen.

Würzburg, septiembre de 2000 Stefan Silbernagl

Consulte el catálogo de publicaciones on-line Internet: w w.harco urt.e s

Prefacio a la primera edición Del prefacio a la segunda edición

Con los conocimientos morfológicos de la Medicina recogidos en este Atlas, se pretende facilitar la comprensión de las relaciones fisiológicas y funcionales.

En principio, se describen los sistemas de medida (unidades del SI) y los fundamentos básicos de la Fisiología. La materia se organiza en cuadros/textos, que permiten al lector concentrar su estudio en los temas que se abordan. Las relaciones fundamentales entre los distintos temas se destacan a través de numerosos cuadros. La primera tabla/unidad de texto de cada capítulo se plantea como una introducción a la materia. Los temas especialmente complicados se dividen en más unidades.

Al tratarse de un libro de bolsillo es imposible abordar la Fisiología en toda su complejidad, por lo que hemos tratado de presentar los aspectos más importantes de esta ciencia con referencias a la fisiopatología. Agradeceremos cualquier comentario o crítica sobre este planteamiento.

La presente obra introduce a los alumnos de Medicina y Biología en la ciencia básica de la Fisiología humana y les sirve de ayuda para la preparación de los exámenes; también posibilita a los clínicos, los biólogos y los profesores de Biología refrescar sus conocimientos previos. La extensa tabla de materias facilitará esta tarea .

Este Atlas debería resultar útil para la formación en los cuidados de los enfer- mos, la medicina técnica y la pedagogía de la salud y del deporte. Con el fin de ayudar al lector, la obra se organiza en recuadros grandes y pequeños en los que se distingue lo que tiene importancia general de los temas especiales o relacionados.

Los autores también desean poner al alcance de los miembros de los grupos de trabajo de las facultades de Biología y a los profanos interesados en la Medicina y la Biología conocimientos acerca del funcionamiento del organismo humano. Por este motivo, los términos específicos se explican en lenguaje vulgar.

La realización de este libro habría resultado imposible sin la ayuda cualificada del Sr. Rüdiger Gay y de la Sra. Barbara Gay, en la parte gráfica de la obra. Queremos darles las gracias a ellos y a los¡ miembros de la editorial, sobre todo al Profesor Dr. Horst Seller y al Dr. Rainer Greger, que revisaron de forma crítica algunos capítulos; a la Sra. Inés /ñama, la Srta. Sarah Jones y la Sra. Gertraud Vetter, que fueron de gran ayuda para la preparación del manuscrito, y a la Dra. Heidi Silbernagl, cuya fundamentada crítica en la lectura de pruebas resultó de gran ayuda.

Innsbruck y Basilea, agosto de 1975

Stefan Silbernac Ag ame mnon Desp op oulo

El 2 de noviembre de 1979, cuando la primera edición de esta obra estaba ya en imprenta, el Dr. Agamemnon Despopoulos y su esposa, Sarah Jones- Despopoulos, partieron con su barco desde Bizerta, Túnez, con la idea de atravesar el Atlántico. Desde ese momento permanecen desaparecidos y no existe ninguna esperanza de encontrarlos con vida .

Este Atlas no habría resultado posible sin el entusiasmo y la creatividad de Agamemnon Despopoulos, por lo que no resultó fácil seguir con esta obra en solitario. Tratando de preservar nuestro concepto inicial, que ha recibido una gran aceptación, he reelaborado la obra, para adaptarla a los nuevos avances de la Fisiología y responder a los comentarios de los lectores.

Würzburg, verano de 1983 Stefan Silbernagl

Dr. Agamemnon Despopoulos

Nacido en 1924 en Nueva York, hasta 1971 fue profesor de Fisiología en la Universidad de Nuevo México, Albuquerque, E.U., y posteriormente fue consejero científico de la compañía Ciba-Geigy, Basilea.

índice de contenidos

El cuerpo: un sistema abierto con un medio interno (con tabla 1.1)2
Control y regulación (con tablas 1.2-3)4
La célula (con tablas 1.4-7)8
Transporte hacia, a través y entre las células (con tablas 1.8-9)16
Transporte pasivo por difusión (con tablas 1.10-1)20
Osmosis, filtración y convección (con tabla 1.12)24
Transporte activo (con tablas 1.13-15, D)26
Migración celular (con tabla 1.15, E)30
Potencial eléctrico de membrana y canales iónicos (con tablas 1.16-17)32

Fundamentos, fisiología celular

en la regulación celular (con tabla 1.18)36
Intercambio de energía (con tabla 1.19)38

Papel de los iones de Ca

Origen y función de las células nerviosas (con tabla 2.1)42
Potencial de membrana en reposo (con tabla 2.2)4
Potencial de acción (con tabla 2.3)46
Transmisión del potencial de acción en las fibras nerviosas (con tabla 2.4)48
Estimulación artificial de las células excitables50
Transmisión sináptica (con tablas 2.5-8)50
Placa motora terminal (con tabla 2.9)56
Movilidad y tipos de músculo (con tabla 2.10)58
Unidad motora del músculo esquelético58
Aparato contráctil de las fibras musculares estriadas (con tabla 2.1)60
Contracción de las fibras musculares estriadas (con tablas 2.12-13)62
Propiedades mecánicas del músculo esquelético (con tablas 2.14-15)6
Musculatura lisa (con tabla 2.16)70
Fuentes de energía de la contracción muscular (con tabla 2.17)72
El organismo en el trabajo corporal (con tabla 2.18)74
Capacidad de rendimiento corporal, entrenamiento (con tabla 2.19)76

Nervio, músculo, trabajo 42

Organización del sistema nervioso vegetativo (con tablas 3.1-3)78
Acetilcolina y transmisión colinérgica en el SNV (con tabla 3.4)82
(con tablas 3.5-6)84 Glándulas suprarrenales ... 86

Sistema nervioso vegetativo 78 Catecolaminas, transmisión adrenérgica y receptores adrenérgicos Transmisores no colinérgicos no adrenérgicos en el SNV ... 86

Composición y funciones de la sangre (con tabla 4.1)8
Metabolismo del hierro, eritropoyesis (con tabla 4.2)90
Propiedades circulatorias de la sangre (con tabla 4.3, A)92
Plasma sanguíneo, distribución de los iones (con tabla 4.3, B, C)92
Defensa inmune (con tablas 4.4-6)94
Reacciones de hipersensibilidad (alergias) (con tabla 4.7, A, B)100
Grupos sanguíneos (con tabla 4.7, C, D)100
Interrupción de la hemorragia (hemostasia) (con tabla 4.8)102
Fibrinólisis, inhibición de la coagulación (con tabla 4.9)104

Sangre 8

Función pulmonar, respiración (con tabla 5.1)106
Mecánica respiratoria (con tabla 5.2)108
Limpieza del aire (con tabla 5.3, A)110
Respiración artificial (con tabla 5.3, A)110
Neumotorax (con tabla 5.3, B)110
Volúmenes pulmonares y su determinación (con tabla 5.4)112
Espacio muerto y volumen residual (con tabla 5.5)114

Respiración 106 Relación presión-volumen de los pulmones y el tórax. Trabajo respiratorio

(con tabla 5.6)116
Tensión superficial de los alvéolos (con tabla 5.7, A)118 Pruebas
respiratorias dinámicas (con tabla 5.7, B, C)118 Intercambio de gases en
el pulmón (con tabla 5.8)120 Circulación pulmonar. Relación ventilación-
perfusión (con tabla 5.9)122 Transporte de CO

en la sangre (con tabla

5.10)124 Unión del CO
en la sangre (con tabla 5.1, A)126 CO

en el

líquido cefalorraquídeo (con tabla 5.1, B)126 Saturación de O
transporte en la sangre (con tabla 5.12)128 Respiración tisular, hipoxia
(con tabla 5.13)130 Regulación de la respiración, estímulos respiratorios
(con tabla 5.14)132 Respiración en el buceo (con tabla 5.15) ... 134
Respiración en la altura (con tabla 5.16)136 Intoxicación por O
136
Valor de pH, lampones, equilibrio acidobásico (con tabla 6.1)138 El
tampón bicarbonato-dióxido de carbono (con tabla 6.2)140 Acidosis
y alcalosis (con tablas 6.3-4)142 Medida del equilibrio acidobásico
¡con tabla 6.5)146

Equilibrio acidobásico 138 6

Estructura y funciones del riñon (con tabla 7.1)148
Circulación renal (con tabla 7.2)150 Filtración
glomerular, aclaramiento (con tabla 7.3)152 Vías de
transporte en la nefrona (con tablas 7.4-5)154
Reabsorción de sustancias orgánicas (con tabla 7.6)158
Excreción de sustancias orgánicas (con tabla 7.7)160
y CI (con tabla 7.8)162
Reabsorción de agua y concentración de orina (con tablas 7.9-10)164
Contenido corporal de agua (con tabla 7.1)168
Regulación del contenido en agua y sal (con tabla 7.12)170
Diuresis y diuréticos (con tabla 7.13, A)172
Alteraciones del equilibrio de sal y agua (con tabla 7.13, B)172
Riñon y equilibrio acidobásico (con tablas 7.14-15)174

Reabsorción de Na

(con tabla 7.16)178
Contenido en potasio (con tablas 7.17-18)180
Acoplamiento tubuloglomerular. Sistema renina-angiotensina (con tabla 7.19)184

Reabsorción y excreción de fosfato, Ca * y Mg

Esquema general (con tabla 8.1)186
Sistema vascular y corriente sanguínea (con tabla 8.2)188
Fases de acción del corazón (con tabla 8.3)190
Formación y transmisión del estímulo en el corazón (con tablas 8.4-5)192
Electrocardiograma (ECG) (con tablas 8.6-7)196
Excitación cardíaca en presencia de alteraciones electrolíticas198
Alteraciones del ritmo cardíaco (con tabla 8.8)200
Relación presión-volumen en el ventrículo cardíaco (con tabla 8.9)202
Trabajo y rendimiento cardíaco202
Regulación del volumen sistólico (con tabla 8.10, A)204
Circulación venosa (con tabla 8.10, B)204
Presión arterial (con tabla 8.1)206
Vías de intercambio endotelial (con tabla 8.12)208

Corazón y circulación 186

al miocardio (con tabla 8.13)210
Regulación de la circulación (con tablas 8.14-16)212
Shock cardiogénico (con tabla 8.17)218
La circulación antes y en el momento del nacimiento (con tabla 8.18)220

Aporte de O

Contenido en calor (con tabla 9.1)2
Termorregulación (con tabla 9.2)224

Contenido en calor y termorregulación 2

Nutrición (con tabla 10.1)226
Intercambio de energía y calorimetría (con tabla 10.2)228
Homeostasis de la energía, peso corporal (con tabla 10.3)230
(con tabla 10.4)232
Integración nerviosa y hormonal (con tabla 10.5)234
Saliva (con tabla 10.6)236 Deglución (con tabla 10.7,
A, B)238 Vómito (con tabla 10.7, C) ... 238
Estómago: estructura y motilidad (con tabla 10.8)240
Jugo gástrico (con tabla 10.9)242 Duodeno: estructura

Digestión 226 Tubo digestivo: esquema general, defensa inmune, circulación y motilidad (con tabla 10.10) ... 244

Bilis (con tabla 10.12)248
Función excretora del hígado; bilirrubina (con tabla 10.13)250
Digestión de la grasa (con tabla 10.14)252
Distribución y almacenamiento de la grasa (con tablas 10.15-16)254
Digestión y absorción de los hidratos de carbono y las proteínas (con tabla 10.17)251
Absorción de las vitaminas (con tabla 10.18)260
Absorción del agua y los minerales (con tabla 10.19)262
Intestino grueso, vaciamiento intestinal, heces (con tabla 10.20)264

Hormonas, reproducción 266 I 1

Sistemas de integración del cuerpo (con tabla 1.1)266
Las hormonas (con tablas 1.2-3)268
Señales humorales: regulación y efectos (con tabla 1.4)272
Transmisión celular de las señales extracelulares (con tablas 1.5-7)274
Sistema hipotálamo-hipofisario (con tabla 1.8)280
Metabolismo de los hidratos de carbono, hormonas pancreáticas (con tablas 1.9-10)282
Hormonas tiroideas (con tablas 1.1-12)286
Contenido en calcio y fosfato (con tablas 1.13-14)290
Biosíntesis de las hormonas esteroideas (con tabla 1.15)294
Corteza suprarrenal: glucocorticoides (con tabla 1.16)296
Oogénesis, ciclo menstrual (con tabla 1.17)298
Regulación hormonal del ciclo menstrual (con tabla 1.18)300
Estrógenos302
Progesterona303
Prolactina, oxitocina303
Regulación hormonal del embarazo y el parto (con tabla 1.19)304
Andrógenos, función testicular (con tabla 1.20)306
Reflejos sexuales, cópula, fecundación (con tabla 1.21)308

Sistema nervioso central y sentidos 310 12

Estructura del sistema nervioso central (con tabla 12.1, A, C-E)310
Líquido cefalorraquídeo (LCR) (con tabla 12.1, B)310
Recepción y producción de estímulos (con tabla 12.2)312
Sentido del tacto (con tabla 12.3)314
Sensibilidad profunda, reflejo de distensión muscular (con tabla 12.4)316
Dolor (con tabla 12.5)318
Reflejo polisináptico (con tabla 12.6, A)320
inhibición de la transmisión sináptica (con tabla 12.6, B, C)320
Transmisión del estímulo sensitivo en el SNC (con tabla 12.7)322
Función (senso)motora (con tablas 12.8-10)324
Hipotálamo, sistema límbico (con tabla 12.1)330
Organización de la corteza cerebral, EEG (con tabla 12.12)332
Ritmo vigilia-sueño, ritmo circadiano (con tabla 12.13)334
Conciencia, memoria, lenguaje (con tabla 12.14)336
Glía (con tabla 12.15, A, B)338
Sentido del gusto (con tabla 12.15. C-E)338
Sentido del olfato (con tabla 12.16)340
Sentido del equilibrio (con tabla 12.17)342
Estructura del ojo, lágrimas, humor acuoso (con tabla 12.18)344
El aparato óptico del ojo (con tabla 12.19)346
Agudeza visual, fotosensores (con tablas 12.20-21)348
Adaptación del ojo a las diferentes intensidades de luz (con tabla 12.2)352
Transformación del estímulo óptico en la retina (con tabla 12.23)354
Visión de los colores (con tabla 12.24)356
(con tabla 12.25)358
Movimientos oculares, visión plástica y visión lejana (con tabla 12.26)360 Física
del sonido, estímulo sonoro y sensibilidad acústica (con tabla 12.27)362
Conducción y sensores del sonido (con tablas 12.28-29)364 Elaboración del
estímulo sonoro en el SNC (con tabla 12.30)368 Voz y lenguaje (con tabla
12.31)370

Campo visual, vías ópticas y elaboración del estímulo visual

Magnitudes y unidades de medida372
Potencias y logaritmos380
Representación gráfica de los datos medidos381
El alfabeto griego384
Valores normales384
Fórmulas importantes en Fisiología388

Apéndice 372 13 Bibliografía adicional relacionada 391 índice alfabético (también de abreviaturas) 394

Fundamentos, fisiología celular

«...cuando se deshace un organismo vivo, aislando sus distintas partes, sólo es para fací litar su análisis experimental, de ningún modo para entenderlo por separado. Para pode comprender la importancia y significado real de una propiedad fisiológica, se tiene qui pensar siempre en el todo y valorar sus efectos sobre la totalidad del sistema.»

(Claude Bernard, 186S|

El cuerpo: un sistema abierto con un medio interno

La vida se nos muestra en su forma más simple en la célula individual. Esta célula necesita dos condiciones, en principio contrapuestas, para sobrevivir: en ocasiones, debe protegerse del «desorden» del entorno inanimado y, en otras, debe funcionar como un «sistema abierto» (v. 40) para el intercambio de calor, oxígeno, nutrientes y desechos, así como de información.

La protección se consigue sobre todo con la membrana celular, cuyas propiedades hidrófobas impiden que se mezclen los componentes hidrófilos presentes en solución acuosa en el interior y el exterior de la célula, algo que resultaría mortal. La permeabilidad de esta barrera viene determinada por unas moléculas proteicas, que actúan en forma de poros (canales) o de proteínas de transporte complejas, denominadas transportadoras (v. 26 y s.). Son selectivas para determinadas sustancias y su actividad está regulada. La membrana celular tiene una permeabilidad relativamente buena para las moléculas hidrófobas (como los gases), lo que representa una ventaja para el intercambio de CO2 y 02 y la entrada de sustancias lipófilas, permitiendo también la eliminación de gases tóxicos (como CO) y otros tóxicos lipófilos. Otras proteínas presentes en la membrana celular son los receptores, que se encargan de la recepción de señales del entorno y de la transmisión de información del interior celular (transducción de señales), así como las enzimas, que permiten la modificación metabólica de los sustratos cel ular es.

Si consideramos el mar antiguo como el entorno de la célula (A), se puede decir que vivía en un medio constante, incluso aunque la célula obtenía su alimento del mismo y eli- minaba hacia él las sustancias de desecho Además, la célula podía responder a las seña les ambientales, por ejemplo cambios en la concentraciones de nutrientes, de forma mo tora mediante seudópodos o flagelos.

La evolución de la célula individual a lo: conjuntos de células, la especialización d( los grupos celulares en órganos, la apariciór de la bisexualidad y la organización en gru pos sociales, así como el inicio de la vida er la Tierra han aumentado la supervivencia, le capacidad de rendimiento, el radio de ac ción y la independencia de los seres vivos En esta evolución fue importante el desarro lio simultáneo de una infraestructura com pleja en el organismo. Cada célula individua tiene las mismas necesidades para sobreviví! que conseguía en el mar antiguo y el liquide del espacio extracelular se encarga de mantener constante este entorno (B). Sir embargo, su volumen no es ilimitado, sine que es menor que el intracelular (v. 168). La actividad metabólica de las células haría que el contenido de este líquido en oxígeno y nutrientes disminuyera con rapidez y se sustituyera por productos de desecho, si no se hubieran desarrollado órganos, que permiten mantener este medio interno (homeostasis), al aportar nutrientes, electrólitos y agua y eliminar los productos de desecho por la orina y las heces. La circu/ación sanguínea permite que estos órganos se relacionen con todos los rincones del organismo y el intercambio metabólico entre la sangre y el intersticio (espacio intercelular) resulta fundamental para que el medio celular sea constante. El tubo digestivo y el hígado son los responsables de la incorporación y modificación de los nutrientes y de su distribución por el organismo. Los pulmones se ocupan del intercambio de gases (captación de O2 y eliminación de CO2 ), mientras que el hígado y los ríñones eliminan las sustancias extra-

|0 ñas y de desecho y la piel mantiene la temperatura. En la regulación del «medio interno» influyen los ríñones (intercambio de agua, osmolaridad, concentraciones iónicas, valor del pH) y los pulmones (presiones de

O2 y CO2 , valor del pH) (B).

La especialización de las células y los ór- ganos en determinadas tareas exige una in - tegración, de la que se encarga el transpor- te a distancia mediante convección, la transmisión humoral de información (hormonas) y la transmisión de señales eléctricas por el sistema nervioso. Estos sistemas no sólo se ocupan de la eliminación de desechos y el aporte de sustancias y, por consiguiente, del mantenimiento del «medio interno» en circunstancias extremas, sino que también se ocupan de controlar y regular funciones que mantienen la vida en un sentido más amplio, el mantenimiento de la especie. El de- sarrollo de los órganos sexuales y la apa ri- ción de células encargadas de la reproducción se incluyen entre ellas, junto con el control de la erección, la eyaculación, la fecun da- ción, la implantación, la adaptación de las funciones del organismo materno y fetal du- rante la gestación y la regulación del parto y la lactancia.

El sistema nervioso central, que elabo- ra las señales de los receptores periféricos de las células y órganos sensitivos y activa los efectores orgánicos transformados y diri- gidos hacia el exterior -los músculos es- queléticos- e influye sobre las glándulas endocrinas, ocupa una posición central en el comportamiento humano y animal. No se ocupa «sólo» de la búsqueda de nutrición y agua, de la protección del calor o el frío, la elección de la pareja, la atención de los hijos incluso mucho tiempo después del nacimiento, y la integración en el sistema social, sino también del inicio, la expresión y la elaboración de sentimientos, como la alegría, la pena, la curiosidad, el deseo, la felicidad, la furia, la cólera, el miedo y la envidia, de la creatividad, el interés, la experiencia y la responsabilidad. Esta perspectiva supera las fronteras de la mera Fisiología, el ámbito de interés de esta obra, pero las ciencias del comportamiento, la Sociología y la Psicología son disciplinas próximas a ella, aunque sólo excepcionalmente se hayan analizado las relaciones entre las mismas.

Control y regulación

Los órganos especializados sólo pueden cocB perar cuando se puedan armonizar sus neceB sidades, es decir, tienen que ser controlable* y regulables. Se denomina control a la posm bilidad de modificar desde fuera un parámJ tro, como la presión arterial, de forma calcí lada (p. ej., modificando la frecuencia cardí; ca) (v. 218). A pesar de los múltiples factore que influyen sobre la presión arterial y la fre cuencia cardíaca, este objetivo sólo se logr cuando se puede registrar la presión arterié conseguida realmente, compararla con el v¡ lor deseado y corregir con rapidez posible desviaciones respecto del mismo. Si al levar tarse con rapidez, la presión arterial descien de, la frecuencia cardíaca aumentará, hast conseguir normalizarla. El aumento de la fre cuencia cardíaca se terminará cuando la pre sión arterial recupere los valores normales después volverá a descender. El control co este tipo de retroalimentación negativ se denomina regulación. En la regulaciói (Cl) interviene el regulador, que intent conseguir el valor deseado y que controla la funciones necesarias para conseguir este ob jetivo. En este circuito regulador participar sensores, que determinan el valor real de parámetro y lo comunican al regulador, qu( a su vez lo compara con el valor deseado y si encarga de regularlo, si el valor real está a terado. Esta regulación se puede producir er un solo órgano (autorregulación) o desde ur órgano superior (sistema nervioso centra glándulas endocrinas). Los componentes d un sistema regulador, a diferencia de los de control, pueden trabajar de una forma re lativamente inexacta, sin que el valor desea do (al menos como media) se modifique Además, pueden responder frente a altera ciones inesperadas [en el caso de la regula ción de la presión arterial (C2), una pérdid de sangre].

(Parte 1 de 12)

Comentários